jueves, 24 de febrero de 2011

¿Qué es el Nuevo Orden Mundial?

http://www.greatdreams.com/eye/dollar.gif

Para algunos se trata de una conspiración mundial y para otros se trata de meras teorías. Según algunos escritores el Nuevo Orden Mundial es un plan secreto y sutil originado en sociedades secretas con el propósito de imponer un gobierno mundial único. Según lo describen algunos se trata de un gobierno colectivista, burocrático, y controlado por una elite y plutocracia (el gobierno de los ricos). Según algunos lo definen, se trata de una elite controladora sobre la sociedad cuyos objetivos son malévolos y se imponen aun cuando la sociedad está en contra de su dominio y control. Se presenta la sociedad como una marioneta de las acciones de estos ricos gobernantes, incapaz de evitar su influencia. Se afirma que Estados Unidos ha jugado un papel determinante en la creación del Nuevo Orden Mundial siendo vinculados con la declaración de Independencia de Estados Unidos y con el 1776, fecha cuando se fundan los Illuminatis. Los illuminatis fue una orden secreta fundada por el jesuita Adam Weishaupt en Baviera, Alemania. Entre las metas de los illuminatis se encuentran el uso de la filosofía para el control de los humanos, pretensiones de dominio mundial y el control de la religión. Se argumenta sobre una agenda mundial para control sobre los gobiernos. La alegada conspiración ha sido descubierta públicamente, en algunos casos distorsionando la realidad con el fin de hacer que permanezca en secreto. Se afirma que un núcleo de judíos fascistas son parte de este plan de control social, sin embargo, el antisemitismo mostrado por la Iglesia católica al expulsar a los judíos en España y el antisemitismo mostrado siglos posteriores por el III reich de Hitler hacen ver que la llamada conspiración mundial va más allá de un puñado de judíos. Según algunos autores como Edmond Paris en su libro “La historia secreta de los jesuitas” afirma que el verdadero núcleo malévolo y conspirador se resume en los jesuitas de entre los cuales surgió Adam Weishaupt (Fundador de los illuminatis) para elaborar un plan de control social para utilizar la religión y controlar el mundo. Siguiendo estas ideas se cree que el método de acción de los conspiradores y urdidores del plan se imponen sobre la masonería, los gobiernos y se infiltran en todas direcciones, sean anarquistas, comunistas, socialistas, fascistas, demócratas, republicanos, nacionalistas, y toda clase de grupos en apariencia opuestos entre si. Se afirma que la conspiración envuelve el control de todas las plataformas de la sociedad, incluyendo la religión y las sectas. Uno de los autores que mencionan dicha conspiración lo es el escritor de ficción Dino Alreich en sus novelas El resurgir de la esvástica (Editorial Nowevolution) y Nazis: Más allá del 2012 (Ruta hacia un nuevo holocausto) (Editorial Corona Borealis). En dichas novelas Dino Alreich propone que la llamada conspiración del Nuevo Orden Mundial está vinculada al Vaticano y a los jesuitas de los cuales surgió Adam Wesihaupt y afirma que su misión es usar la fachada de la religión católica para imponer el plan mundial de control social utilizando la figura del papa romano para someter los gobiernos. Es decir, utilizarían la figura del papa romano para dominar las naciones en nombre de Jesucristo pero cuya meta es un sistema opuesto a la religión. Según Dino Alreich, las metas del Nuevo Orden Mundial es una dictadura mundial similar al Nuevo Orden Mundial que buscaba Hitler de esta manera presenta un futuro aterrador en sus novelas. Afirma que los conspiradores se han vestido de demócratas, republicanos, terroristas, dictadores, anarquistas y toda clase de regimenes sociales con el fin de cumplir sus metas mundiales. Presenta una sociedad donde los conspiradores al estar en diferentes ubicaciones sociales pueden confundir al mundo por medio de sus acciones inescrupulosas pero cuya meta es cumplir los intereses del Nuevo Orden Mundial. Se afirma que los grandes grupos de banqueros más poderosos de la tierra están vinculados al control mundial entre los que destacan a los judíos Rockefeller y Rothschild. Uno de los aspectos pocos comprendidos de los llamados conspiradores y que fue expuesto por el autor y economista Walter Graciano en su libro “Hitler ganó la guerra” lo es el hecho que la maquinaria fascista como fue el III Reich de Hitler con todo su antisemitismo fue una maquinaria financiada por gente muy poderosa vinculada a grandes banqueros quienes están estrechamente relacionados a las metas del Nuevo Orden Mundial. La interrogante surge cuando se ven parte de las acciones de la llamada conspiración y su antisemitismo al vincular a los mismos banqueros que alegadamente son judíos. Lo cierto es que los Rothschild y Rockefeller son ramas judío-alemanes. Constantemente los llamados conspiradores utilizarán toda clase de argumentos que les sirvan para adelantar sus planes mundiales. En este caso, se puede afirmar que los reclamos de preeminencia judía se puede convertir en una herramienta de manipulación para aquellos quienes tienen como meta el control del mundo. Siendo que los urdidores del llamado Nuevo Orden Mundial toman diversidad de disfraces para cumplir sus metas no nos debe extrañar que tengan sus reclamos de judíos, para el sometimiento de otros judíos y sus intereses en Palestina. Siendo el judaísmo otra de las herramientas de control del Nuevo Orden Mundial. Recordemos que en el pasado, judíos fascistas conspiraron junto con el poderío romano contra otros judíos como Jesús de Nazaret, y los primeros cristianos judíos como ellos. Argumentan algunos "teóricos de la conspiración" que parte de la agenda del Nuevo Orden Mundial lo es el antisemitismo, tal y como lo exhibió Hitler y que sus intereses son el dominio de Palestina. Se nos advierte por parte de los autores que buscan explicar lo que es el Nuevo Orden Mundial que se trata de conspiraciones donde usan como poder ejecutivo sus influencias en organismos creados para decidir el futuro de las naciones incluyendo: la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Banco Mundial, el Concilio de Relaciones Exteriores, el Fondo Monetario Internacional, el Club Bilderberg, el Club de Roma, la Comisión Trilateral y otros organismos donde los urdidores de la conspiración estarían actuando e imponiendo sus agendas sobre la sociedad. Se afirma que conducen al mundo a un gobierno donde se limitará la libertad de los individuos por medio del implante de una marca de compra-venta sobre la piel y se establecerá un líder mundial. Se trata de centralizar a todos los gobiernos haciéndolos obedientes a los designios del supremo gobernante. Según algunos, de lo que se trata es de cumplir las mismas metas que tuvieron Napoleón, y Hitler, y no pueden vislumbrar un futuro muy alentador de lograrse ese gobierno. Para algunos, el denominado Nuevo Orden Mundial es mera fantasía y cosa imposible, para otros, es el destino al cual nos conducen y afirman que todos los políticos y religiosos de preeminencia hacen constante mención del mismo de forma abierta en sus discursos. El simple hecho de negar tal conspiración y a la vez, mencionar el Nuevo Orden Mundial parece anunciar la realidad de una conspiración.