APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

jueves, 17 de marzo de 2011

El poder de las palabras

http://hillsbiblechurch.files.wordpress.com/2010/03/love-hate1.jpg


En tiempos modernos muchos intentan avivar las ideas de la llamada “nueva era” donde proponen que el hombre es un “dios” capaz de crearlo todo por medio de la palabra hablada. Utilizan toda clase de argumentos o ejemplos de la Sagrada Biblia para afirmar que Dios creó el mundo por medio de su palabra y le confieren al hombre la misma capacidad creadora. Pero, ¿es esto correcto? ¿Es el deseo de Dios que el hombre se convierta en un dios de igual poder que el Creador? ¿Puede el hombre crearlo todo por medio de las palabras? Uno de los textos usados por aquellos quienes endiosan al hombre y el poder de las palabras lo es:

La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos. (Proverbios 18:21)

De esta manera afirman que usted posee la capacidad de hablarle al ambiente y cambiarlo utilizando una energía que brota cuando usted habla. Según estos conceptos un hombre puede encubar una idea en su interior, crear un cuadro mental de todo aquello que anhela, confesar ese cuadro por medio de palabras al aire, esas palabras se convierten en órdenes que finalmente cambiaran el mundo a su favor, tal y como usted lo sueña. Esa es la enseñanza moderna de la nueva era en diferentes creencias sean paganas o cristianizadas. Ahora bien, ¿es eso lo que se afirma en el proverbio? ¿Realmente es ese el significado?

Soy de los que piensan que no existen palabras mágicas. No existe un mundo creado a pedir de boca. Lo que sí existe es una respuesta a lo que afirmamos, es decir, aquellos oidores a nuestras palabras pueden responder ante nuestras afirmaciones. Un simple “sí” puede abrir toda clase de puertas. Un simple “no” puede cerrar toda clase de puertas. Esto aplicado a todas las áreas de la vida. Tomemos por ejemplo el caso de un hombre alcohólico. Su estilo de vida degradado y lamentable se debe a que le dijo “si” al alcohol como una alternativa en su vida. Lo mismo sucede con muchos males sociales. A veces son cuestión de una elección equivocada, de aceptar lo indeseable. Por otro lado, tomemos el caso de gente que se han superado en la vida. Ellos le han dicho “si” a las cosas positivas. Un simple “si” les ha cambiado la vida.

El proverbio afirma: “La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.” Esto no es magia, es simplemente saber hablar. No se trata de crear un mundo a pedir de boca, se trata de permitir lo bueno y rechazar lo malo. Los frutos buenos para aquellos quienes hablan lo bueno, no fórmulas mágicas sino buenas elecciones. En la vida cotidiana podrán muchos venir a ofrecernos drogas, alcohol, vicios, tentaciones y cosas oscuras, en este caso la palabra “no” se convierte en nuestra vida y el poder de la lengua. Por lo contrario, el que le dice “sí” a esta clase de cosas atrae la muerte para su vida.

Con esta definición básica, podemos entender que no hay magia ni hechizos en las palabras sino decisiones de tomar o rechazar aquellas cosas en el ambiente. Las palabras dan dirección, deciden destinos, atraen, alejan, dan libertad o condenan. Una simple palabra de afecto puede darle significado a nuestra vida. Hablemos lo positivo y desechemos todo lo negativo. Dile a tus familiares y amigos cuanto los amas, eso traerá vida en tu lengua y recibirás el fruto de ella.

No hay comentarios: